“Los cambios hormonales que experimentan las mujeres durante la edad adulta, por ejemplo los que se producen durante el ciclo menstrual, el embarazo y la menopausia, influyen mucho en la aparición del acné” Dr. Miguel Sánchez Viera

 

A partir de los 30 años las mujeres sufren cambios. Se estima que un 20% de las mujeres entre 20 y 50 años sufren acné, cuyo origen está en una inflamación de la glándula sebácea, con un incremento de la producción de sebo estimulado por las hormonas. ¿Estás en esta situación y has visto aparecer granitos en tu cara? ¿Sabes cómo puedes tratarlos? ¿Necesitas eliminar las secuelas del acne en zonas de tu rostro?

Trataremos en este artículo las causas del Acne adulto y responderemos a 10 preguntas frecuentes sobre cómo tratarlo

Los motivos del acne adulto son de investigación reciente pero parecen estar muy relacionados con problemas de tipo hormonal, hábitos de alimentación y tabaquismo. Mientras que en la adolescencia el acné se suele extender desde la frente al resto de la cara, los brotes que se sufren en la edad adulta comienzan a ser visibles en la parte inferior del rostro – mandíbula y mentón-.

La exposición a los rayos solares suele producir una mejora temporal de las lesiones acneicas, pero después del verano también es frecuente sufrir un rebrote. A partir del otoño, con la reducción de la radiación solar, es un buen momento para acudir al dermatólogo y que éste identifique las causas del acné y determine el mejor tratamiento para eliminar tanto las lesiones como las cicatrices. El Dr. Miguel Sánchez Viera, especialista en Dermatología Médico-Quirúrgica, en las áreas de Cáncer de Piel y Estética Cutánea, y fundador y director del Instituto de Dermatología Integral de Madrid, nos informa sobre los avances que se han producido en el tratamiento del acné en los adultos.

 

#1. El 20% de las mujeres de entre 20 y 50 años sufre acné pero, ¿se trata de mujeres que habían sufrido acné en su adolescencia y no consiguieron eliminarlo totalmente, o puede aparecer en personas adultas que nunca antes tuvieron este problema?

Afecta tanto a mujeres que sufrieron acné en la adolescencia y no pudieron eliminarlo totalmente, como a mujeres que nunca tuvieron acné anteriormente. En ambos casos, cuando hay acné hay una inflamación de la glándula sebácea que hace que se produzca más sebo del normal, habitualmente estimulado por cambios hormonales (los cambios hormonales están presentes durante toda la vida fértil ).

 

La utilización de maquillajes o cremas muy grasos, el tipo de alimentación y el hábito tabáquico, también pueden predisponer a tener acné”

 

 #2. ¿cuáles son las causas de la aparición de acné en las mujeres adultas? ¿Todos los granos se consideran acné?

Durante la edad adulta los cambios hormonales también tienen mucho que ver; en las mujeres este tipo de alteraciones se producen durante el ciclo menstrual, el embarazo y la menopausia con caída del pelo, por ejemplo. El estrés también puede influir en la aparición de acné (dependiendo de cada persona se sabe que el estrés puede afectar de múltiples maneras, desde que aparezca acné, hasta que se caiga el pelo, o se padezcan problemas digestivos, entre otros trastornos). Y, por supuesto, algunos hábitos de la mujer como la utilización de maquillajes o cremas muy grasos, el tipo de alimentación y el hábito tabáquico, también pueden predisponer a tener acné.

cameron_0

#3. ¿Se puede prevenir el acné de alguna forma?

Es muy difícil prevenir el acné, ya que ni los cambios hormonales ni la predisposición genética se pueden controlar. Lo que sí se puede hacer es adoptar unos hábitos de higiene muy estrictos para que la piel esté lo más limpia posible y, por tanto, los poros menos obstruidos.

Algunos consejos que damos los dermatólogos son estos:

  • Limpiarse la cara a diario con productos indicados para pieles grasas o con tendencia acnéica. Hay multitud en el mercado.
  • Realizarse exfoliaciones en casa con productos scrub (con pequeñas partículas de diferentes sustancias) una vez a la semana. Son productos poco agresivos y que eliminan las células muertas de la piel, a la vez que ayudan a la limpieza de los poros.
  • No utilizar cosméticos (tanto cremas como maquillajes) muy grasos, ya que obstruyen los poros.
  • Y, por supuesto, no tocarse las lesiones producidas por el acné. Es un acto la gran mayoría de las veces inconsciente que se realiza con las manos sucias y que puede contribuir a la infección y al empeoramiento de la enfermedad.

 

#4. ¿Qué pruebas se hacen para determinar la causa u origen del acné antes de recomendar un tratamiento concreto?

Lo primero de todo es un examen físico. El dermatólogo examina las lesiones o granos de acné, y también otras zonas del cuerpo para saber si el paciente tiene una tendencia a producir más grasa de la habitual. Hay que recordar que el acné no solo aparece en la cara, sino que también se desarrolla en el cuello, la espalda y el pecho. Aunque en las mujeres adultas suele limitarse a la zona de la cara, sobre todo alrededor de la boca y la barbilla, y en el cuello. Después de este examen físico se manda una prueba analítica para saber qué factores hormonales pueden estar influyendo en la aparición del acné.

 

“Con un examen físico, una prueba analítica para conocer los factores hormonales, y un estudio con imágenes macro y microscópicas, el dermatólogo puede catalogar la causa del acné y pautar un tratamiento”

 

Con estas dos sencillas pruebas, además de un estudio con imágenes macro y microscópicas, el dermatólogo ya puede catalogar la causa del acné en la mayoría de los casos y pautar un tratamiento. En un pequeño grupo de pacientes pueden ser necesarios estudios más complejos, como cultivos, biopsias, o pruebas de sensibilidad o alergia.

 

#5. ¿Cuáles son los pasos que se siguen habitualmente cuando una mujer adulta con acné acude al IDEI?

Comenzamos con una historia clínica en la que se investigan antecedentes familiares y hábitos de vida y se realiza la exploración física. Siempre realizamos un estudio de imagen, que incluye fotografías y microfotografías que pueden ser procesadas con distintos filtros y sistemas de análisis de imagen. Con estos primeros datos determinamos cuáles son los estudios analíticos necesarios.

Una vez que se tienen los resultados de la analítica y se tiene un diagnóstico, se pauta el tratamiento, que puede ser farmacológico únicamente, o bien con otras técnicas como puede ser el láser, la terapia fotodinámica, o la microdermoabrasión y aplicación de sustancias que ayudan a combatir las causas del acné. Una vez iniciado el tratamiento, la paciente tendrá que realizar consultas periódicas al dermatólogo para controlar la evolución de su enfermedad.

 

#6. ¿Es posible eliminar para siempre el acné en todos lo casos?

 

“Cuando el acné es muy severo lo que hacemos es eliminar el brote principal, e ir tratando posibles brotes más leves cuando aparecen, que suelen estar relacionados con cambios hormonales o situaciones de estrés puntuales”

 

En la gran mayoría de los pacientes conseguimos eliminar o controlar el acné en el momento que lo tratamos, y normalmente no suele volver a aparecer. Sin embargo, hay casos más complicados, cuando el acné es muy severo, en los que lo que hacemos es eliminar el brote principal, e ir tratando posibles brotes más leves cuando aparecen; brotes que suelen estar relacionados con cambios hormonales o situaciones de estrés puntuales, pero que al estar los pacientes bajo control dermatológico suelen controlarse más fácilmente. Un problema adicional son las secuelas, como manchas y cicatrices, que requieren un tratamiento diferente.

#7. ¿Cuánto puede costar un tratamiento completo y durante cuánto tiempo es necesario acudir a consulta?

Cada caso es completamente diferente. Existen casos en los que con medicación se puede controlar fácilmente, por lo que no existe ningún coste, salvo el de los fármacos, y casos en los que es necesario combinarlo con tratamientos como la terapia fotodinámica, la microdermoabrasión, o incluso algunos tipos de láseres. El tratamiento de cicatrices y secuelas será también diferente. Dependiendo de lo que sea necesario, el coste será uno u otro. En cuanto al tiempo, tampoco se puede establecer el mismo para todos, ya que dependerá siempre de la evolución de la enfermedad.

 

#8. ¿Qué cuidados debe seguir posteriormente la paciente en su casa?

Los cuidados que hay que seguir en casa son básicamente los mismos que he descrito para intentar prevenir su aparición. A esto habría que sumar tomar la medicación, si se ha prescrito, y los cuidados necesarios que el dermatólogo le indicaría siempre al paciente después de cada tratamiento, con el empleo de tecnología médica en caso de ser necesaria.

 

 

#9. El acné puede dejar cicatrices en la piel, que son muy antiestéticas y afectan a la autoestima. ¿Es posible eliminar también las cicatrices que produce el acné?

Por supuesto. Primero hay que tratar el acné y, una vez eliminado, empezar el tratamiento para hacer desaparecer las cicatrices si se han producido. Hay que tener en cuenta que las cicatrices dejadas por el acné no son todas iguales. Pueden ser atróficas, las típicas en forma de picotazo o con hundimiento de la superficie de la piel, y las hipertróficas o queloides, que son sobreelevadas e irregulares. Dependiendo del tipo de cicatriz, se utilizará una técnica u otra para eliminarlas.

#10. ¿Cuáles son los principales avances que destacaría en el tratamiento del acné en adultos?

Afortunadamente, la tecnología médicoestética avanza a pasos agigantados y las nuevas técnicas nos permiten a los dermatólogos conseguir mejores resultados, lo que redunda en una mejora de la calidad de vida de los pacientes.

En la actualidad para las cicatrices atróficas por acné utilizamos láseres fraccionales ablativos, como el de CO2 y el de erbio, y láseres fraccionales no ablativos, que producen microzonas de calentamiento en las capas más profundas de la piel, generando colágeno y provocando una rápida regeneración de la piel (entre 3-5 días), quedando ésta más lisa, renovada, y corrigiendo progresivamente las cicatrices (la mejoría se va notando con las sesiones, que varían en número dependiendo de la severidad de las cicatrices).

 

 

“Para las cicatrices atróficas utilizamos láseres que producen microzonas de calentamiento en las capas más profundas de la piel, generando colágeno y provocando una rápida regeneración de la piel (entre 3-5 días)”

 

Para las cicatrices hipertróficas por acné y queloides usamos láseres como el Colorante Pulsado, el Neodimio-Yag y el Láser KTP, que actúan disminuyendo la inflamación y el colágeno anómalo e irregular de estas cicatrices, y lo sustituyen por colágeno normal.

En casos severos los dermatólogos podemos emplear conjuntamente microinyecciones con fármacos en la zona afectada para conseguir una remodelación más rápida de la zona lesionada.

 

logo DVB 262x73

Si estas sufriendo un brote acnéico recuerda usar productos de limpieza e hidratación diaria así como en el maquillaje siempre oil-free; mantener una dieta alimenticia personalizada en cada caso por un médicousar durante todo el año factor de protección solar; mantener a raya el estrés y ponerte en manos de un dermatólogo que analice las causas del acné y te aconseje las pautas y tratamiento más adecuados.

 

 

Fuente: webconsultas.com

2 Respuestas

Hacer Comentario