Hoy en nuestra sección de Dermoconsejos para disfrutar del sol con seguridad abordamos un tema interesante sobre el Aftersun: qué es y cómo usarlo correctamente.

Son muchas las preguntas sobre este producto que llegan a las consultas de revistas, dermatólogos, centros médicos.

Hemos seleccionado las 6 preguntas más frecuentes relativas al Aftersun.

 

como usar bien el aftersun

 

  1. ¿Qué cualidades tiene que reunir un buen aftersun? ¿Qué activos debe reunir?

 

Un aftersun además de contener agentes hidratantes debe tener agentes que ayuden a calmar, refrescar, descongestionar y reparar la piel tras la exposición solar. También son imprescindibles los activos regenerantes, ya que muchas veces se tienen que emplear sobre piel quemada que necesita una regeneración celular para que la nueva piel vuelva a salir rápidamente, en el caso de que ésta se pele.

Entre estos activos se encuentran el aloe vera, la manzanilla, la caléndula, vitaminas como la E y la C.

Sin embargo, lo que hay que tener muy presente es que ningún aftersun evita los daños a largo plazo que el exceso de sol y las quemaduras causan sobre la piel. La piel tiene memoria y en su ADN se van quedando registrados todos los daños que le podemos ir causando a lo largo de nuestra vida. Esos daños pueden reflejarse en manchas, lunares, que pueden llegar a convertirse en cáncer de piel, y en forma de envejecimiento prematuro. Por tanto, lo mejor es prevenir utilizando fotoprotectores con SPF, no tomando el sol en las horas centrales del día y, por supuesto, no abusando de su exposición.

 

  1. ¿Qué opinión le merecen los nuevos formatos: mascarillas para utilizar bajo la ducha, aquellos que son multiusos, los biológicos, los que incorporan perfume, con partículas doradas, etc.

     

En general, el formato es importante únicamente para hacernos más fácil su utilización. Lo básico es la composición del aftersun y el buen uso que hagamos de ellos.

Por ejemplo, los que incorporan partículas doradas solamente tienen un objetivo estético.

Lo recomendable es ser generoso y utilizarlo todos los días en los que nos haya dado el sol, hayamos ido o no a la playa. Un paseo por el monte o trabajar en el jardín, son ocasiones en los que hay que usar tanto fotoprotector como luego aftersun, para hidratar la piel expuesta.

 

  1. ¿Podemos prepararnos algún aftersun casero (con aloe vera, paños fríos…)?

 

Los paños fríos se pueden utilizar en un primer momento si la piel se ha puesto roja o ha habido una quemadura para refrescar la piel, pero esa es la única utilidad que tiene. Aunque existen multitud de aftersun que podemos comprar en farmacias o tiendas cosméticas, también podemos optar por realizar un aftersun casero.
El aloe vera sería uno de los ingredientes primordiales ya que es un regenerante natural muy efectivo. Si lo mezclamos, por ejemplo, con aceite de almendras, de alto poder hidratante y que alivia las quemaduras leves, y con aceite esencial de menta, que refresca y tiene propiedades antiinflamatorias, podríamos tener un aftersun casero y efectivo.

  1. ¿En qué momento del día hay que usar el aftersun? ¿Cuál es la dosis? ¿Hay que reaplicarlo?

 

Como su propio nombre indica hay que aplicarlo después de haber estado expuesto al sol. Lo ideal es ducharse y luego aplicarse una generosa capa de aftersun tanto en las zonas expuestas al sol como en el resto del cuerpo. Si detectamos que pasado un tiempo la piel sigue estando tirante se puede volver a aplicar el aftersun. Sin embargo, si vemos que la rojez no desaparece o que aparecen ampollas lo recomendable es recurrir al dermatólogo para que haga una valoración de los daños.

  1. ¿Hay que usarlo después de que se haya dejado de tomar el sol?

 

El aftersun tiene agentes hidratantes, regenerantes y calmantes de la piel, por lo que no hay ningún problema en seguir utilizándolo una vez terminada la temporada de verano. De hecho, podemos seguir usándolo hasta que se termine junto, por ejemplo, con una crema autobronceadora para que a la vez que la piel se recupera de los excesos del sol siga teniendo un bonito tono dorado.

  1. ¿En qué se diferencia un aftersun de una crema hidratante?

 

La diferencia son tanto los objetivos para los que está concebidos como lo ingredientes que los componen. Las cremas hidratantes aportan hidratación, flexibilidad y suavidad a la piel y aportan esa nutrición extra que algunas pieles por sí solas no pueden generar.
Los aftersun además de estas propiedades tienen que ayudar a la piel a calmarse, recuperarse y regenerarse tras la exposición solar. No hay que olvidar que el sol hace que los radicales libres actúen sobre la piel no sólo dañándola sino también envejeciéndola. Y por eso, recalcar una vez más la importancia de prevenir de los rayos UV/UVA del sol con el uso de fotoprotectores solares.

 

Si tienes más dudas sobre el aftersun; qué es y cómo usarlo puedes realizarlas a nuestro equipo de dermatólogos directamente en los comentaros del post o a través de la sección de Consulta del Blog.

 

logo DVB 262x73

 

 

Hacer Comentario