La eficacia de un champú para prevenir o evitar la caída del cabello está relacionada con el método y protocolo de uso y con los componentes de su formulación.

Los champús anticaída son eficaces si contienen los principios activos adecuados y si se hace un uso regular y continuado de los mismos.

La eficacia de un buen champú anticaída se basa en reducir el número de cabellos que se encuentran en proceso de reposo y caída, la denominada fase telógena, a la vez que se consigue alargar la fase en la que el cabello está creciendo y cogiendo fuerza y vitalidad, la llamada fase anágena.

Cuando una melena está sana existe un equilibrio entre ambas fases, por lo que siempre hay una renovación natural del cabello. Los champús anticaída, como el de ADN Cosméticos, actúan devolviendo el equilibrio al proceso natural de regeneración capilar y frenando la caída del cabello.

La adenosina, taurina, biotina y el triptófano, son componentes de los champúes anticaída que aportan vigor al cabello a la vez que lo nutren.

Por su parte, el Phohairin beta 4 (péptido) promueve el crecimiento del cabello por la activación de las células madre de folículo piloso.

El uso continuado de champús anticaída actúa como un excelente complemento a otros tratamientos específicos en cada problema de caída de cabello. 

2 Respuestas

Hacer Comentario