El bótox es una toxina (toxina botulínica tipo A) que infiltrada, logra “relajar” la capacidad de contracción de la musculatura, logrando así una atenuación de las arrugas.

La inmediatez de sus resultados y la sencillez del tratamiento, lo colocan año tras año a la cabeza en las listas de los más demandados.

 

Aunque se trata de un tratamiento ya antiguo en España y bien conocido de todos los profesionales de la medicina estética y la dermatología, lo cierto es que en torno a él existen muchos tabúes e información falsa o poco veraz que desanima y genera inseguridad en algunos pacientes aunque no es menor cierto, que la mayoría de los hombre y mujeres que han probado el tratamiento, con buenos resultados en su mayoría, son fans del mismo

El bótox es una toxina (toxina botulínica tipo A), que, infiltrada, logra “relajar” la capacidad de contracción de la musculatura, logrando así una atenuación de las arrugas. La inmediatez de sus resultados y la sencillez del tratamiento, lo colocan año tras año a la cabeza en las listas de los más demandados.

En ocasiones, los pacientes nos cuentan en la consulta sus miedos frente al BOTOX ©. Hacen referencia a imágenes de algunos personajes famosos poco favorecidos (bajo su punto de vista) tras ciertos retoques. Frente a esto se plantean sus dudas sobre la conveniencia o no de aplicarse toxina botulínica (conocida como Botox©).

 

Para poder aportar información esclarecedora de este tratamiento indicamos lo siguiente:

  • El botox© sólo trata las denominadas arrugas de expresión del tercio superior y a diferencia de los rellenos, que tratan arrugas estáticas (más profundas y visibles incluso cuando el rostro está en reposo), el botox© trata las llamadas arrugas dinámicas (más superficiales y que suelen desaparecer o disimularse con el rostro relajado).
  • Se asocia el botox con la expresión “te quita la expresividad”. Pero realmente el problema no está en el tratamiento en si sino en la dosis que se aplica del mismo. El Dr. Miguel Sánchez Viera de IDEI. Instituto de Dermatologia Integral de Madrid aplica el botox atendiendo a la premisa de la naturalidad y no tiene porque ser “congelante”. Se trata de conseguir que tras el tratamiento lleve a tener una expresión más natural y descansada.

 

El Dr.Miguel Sánchez Viera indica que es fundamental conocer bien cómo gesticula el paciente y conocer perfectamente la anatomía de la cara para poder aplicar la toxina en los puntos necesarios, normalmente músculo que provoca el frunce del entrecejo, frente y zona orbicular (donde se encuentran las arruga conocidas como “patas de gallo”).

Los mejores resultados se obtienen cuando se tratan las arrugas en conjunto, y no de manera aislada. El rostro conservará así la armonía en todos sus movimientos, sin ver descompensado el equilibrio gestual evitando ese efecto de cara “congelada y sin expresividad”

Tras la aplicación del tratamiento de infiltración los efectos comienzan a hacerse patentes entre el tercer y el quinto día. Podemos afirmar que pasados 10 días el resultado final ya está conseguido.

La duración del efecto del bótox es variable. Y depende principalmente de la fuerza muscular de cada paciente y de su capacidad de gesticulación.

 

verdades y falsos mitos sobre Toxina Botulínica Tipo A

 

No obstante y con el objeto de aclara este punto, podemos decir:

  • Si es la primera vez que te aplicas el Botox la duración media será de aproximadamente 4 meses.
  • A partir de la segunda vez y sucesivas la duración varía entre 6 y 9 meses.

A continuación destacamos otros usos de la Toxina Botulínica Tipo A (Botox)

  • Hiperhidrosis (reduce la sudoración en axilas y manos). Actúa sobre las glándulas sudoríparas situadas en las axilas, inhibiendo los impulsos neurológicos que estimulan la producción del sudor. Se puede reducir la secreción en un 80%. Los efectos se notan en un par de días y duran hasta 8 meses.
  • Mejora la migraña. Se pincha en 31 puntos fijos de la cabeza y el cuello. Esto mejora significativamente el dolor derivado de la migraña.

Si deseas más información sobre el tratamiento con Toxina Botulínica puedes solicitar una consulta con el Dr. Miguel Sánchez Viera con quien podrás resolver tus dudas y conocer cómo sería el tratamiento en tu caso concreto.

Porque eliminar arrugas de expresión no es lo mismo que eliminar expresión.

 

 

 

Hacer Comentario