Parece comprobado que el exceso de azúcar en nuestra alimentación diaria perjudica nuestro organismo pero además también afecta,  y de manera negativa, a la salud de nuestra piel.

 

Te explicamos 4 razones por las que el azúcar hace daño a la piel

Índice de Contenidos

 

Razón número 1. Inflamación

 

Los llamados picos de azúcar en sangre, producidos después de una comida con alto porcentaje de carbohidratos, provocan inflamación en nuestro cuerpo.

Esta inflamación afecta a todos los órganos incluida la piel que puede sufrir inflamación y enrojecimiento.

Cuando se produce inflamación, es una aviso de que algo no va bien en nuestro cuerpo. Esto provoca una respuesta inmune que, si se convierte en inflamación crónica, provoca que las células de nuestro sistema inmune patrullen de manera constante por nuestro cuerpo causando más perjuicios que beneficios.

Esta respuesta inmune puede afectar tanto al tono de nuestra piel como a su textura.

 

Razón número 2. El azúcar y las arrugas

 

Los niveles altos de glucosa pueden secar la piel, lo que hace que la piel pueda ser más propensas a arrugarse. Es por esto que los diabéticos sufren a menudo, la tez apagada y con tendencia a la sequedad. Incluso, algunos estudios muestran que los niveles de azúcar en sangre reducen los antioxidantes protectores de la piel haciendo que esta se vuelva más susceptibles al daño solar.

toda la verdad sobre la toxina botulinica

Razón número 3, No sólo Postres

 

Aunque los dulces son vistos como los más grandes pecados de la dieta, cuando se trata de tu piel, todos los hidratos de carbono pueden causar estragos. Si comes una ensalada de pasta ligera para el almuerzo, que el cuerpo convierte en azúcar, a veces esta cantidad de azúcar puede ser comparable a la de tu barra de chocolate favorita.

La mejor manera de asegurar una piel saludable es tomando una dieta equilibrada, llena de vitaminas A y E y nutrientes excelentes para la piel como los ácidos grasos omega-3.

 

4-razones-por-las-que-el-azucar-hace-dano-a-la-piel

Razón número 4. Lee las etiquetas

 

El Jarabe de maíz de alto contenido en fructosa y otros azúcares líquidos pueden ser los más perjudiciales – los que más daño pueden producir a las moléculas de colágeno –  más que cualquier otro alimento. Al leer las etiquetas debemos prestar atención a los denominados “azúcares ocultos” como la malta de cebada, dextrosa, concentrado de zumo de frutas y maltosa. Asegúrate de revisar las bebidas de frutas, refrescos y todos los alimentos envasados con altos porcentajes de azúcares perjudiciales para la piel.

Beber agua, en lugar de bebidas azucaradas, puede tener una ventaja adicional: El agua hace que las células de la piel estén más saludables y la piel este más hidratada y sea menos propensa a la aparición de arrugas.

 

En resumen, una dieta equilibrada es muy importante para mantener nuestro cuerpo saludable pero también lo es para que nuestra piel se mantenga hidratada y joven más tiempo.

 

Evita el consumo excesivo de azúcares diarios, tu salud y tu piel te lo agradecerán.

 

2

 

Hacer Comentario