El cáncer de piel es el tipo de tumor más frecuente en España y el que más crece cada año. “Estamos asistiendo a un crecimiento exponencial del cáncer de piel. Cada año que pasa aumenta aproximadamente un 10%, lo que supone que desde 2010 el crecimiento ha sido de casi un 40%”.

“Lo más alarmante es que en la gran mayoría de los casos se puede prevenir siendo la Fotoprotección: clave en la prevención del cáncer de piel”, afirma el Dr. Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral

Entre los diferentes tipos de cáncer de piel que existen el más peligroso es el melanoma. Según los últimos datos manejados por la Sociedad Española de Oncología Médica, en 2012 se diagnosticaron 5.000 nuevos casos de melanoma y provocó el fallecimiento de casi 1.000 personas. Es el tipo de cáncer más agresivo, suponiendo más del 80% de los fallecimientos a causa del cáncer de piel.

 

 

CONSEJOS PARA LA PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE PIEL

Sol de primavera y verano: Fotoprotección y visita anual al dermatólogo, claves de la prevención del cáncer de piel

 

La conducta saludable frente al sol y los fotoprotectores son dos de los aspectos más importantes a tener en cuenta ante la exposición al sol esta primavera-verano.

 

El doctor Miguel Sánchez Viera, dermatólogo director del Instituto de Dermatología Integral (IDEI) nos da las claves para cuidar la piel y protegerse frente al sol estos meses de primavera y verano.

 

Doctor, ¿qué es el cáncer de piel y qué tipos existen?

El cáncer de piel se produce por la proliferación de células cancerosas que tienen su origen en distintas partes de la piel. Los tipos más frecuentes son: Cáncer Cutáneo No Melanoma, que es el más frecuente, pero en general, menos agresivo; Carcinoma Basocelular; Carcinoma Espinocelular y Melanoma, que es menos frecuente, pero más agresivo y produce metástasis en otros órganos con facilidad. Existen otras variedades mucho menos frecuentes como Merkelomas, Linfomas y Sarcomas y otras lesiones precancerosas, denominadas queratosis actínicas (AK), o conocidas también como queratosis seniles o solares.

 

¿Se cura el cáncer de piel?

El cáncer de piel es uno de los más sensibles al diagnóstico precoz, y, por ello, las campañas de sensibilización de la población son muy importantes. Los factores etiológicos conocidos con mayor influencia en el cáncer de piel son la predisposición genética y la exposición al sol. De ahí la importancia de concienciar a la población sobre la exposición solar responsable. Casi la totalidad de los cánceres de piel pueden ser curados si se diagnostican precozmente.

 

Pese a las continuas campañas, el cáncer de piel va en aumento….

El cáncer cutáneo es uno de los que con más frecuencia afecta al ser humano. Uno de cada tres cánceres diagnosticados en todo el mundo es cutáneo. Se estima que una de cada cinco personas de 70 años va a padecer al menos un cáncer de piel. Cada año se diagnostican en

España 4.000 nuevos casos de melanoma y en Europa 62.000 casos de melanoma avanzado, con metástasis.

Sin embargo, a pesar de las campañas de información y prevención, el cáncer de piel sigue aumentando en todo el mundo. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se diagnostican más de dos millones de casos de cánceres cutáneos no melanoma y cerca de 130.000 melanomas, observando un incremento de la incidencia en los últimos años de entre un 3 y un 8 por ciento.

 

Recomendaciones para la prevención del cáncer de piel

 

  • Tener una conducta saludable frente al sol:

Evitar la exposición solar entre las 12h y las 16h y exponerse progresivamente. Tener especial cuidado no sólo en verano sino en aquellos momentos de riesgo que se dan durante todo el año: de excursión en la montaña, esquiando, en el patio, practicando deporte al aire libre,…

  •  Usar ropas que nos protejan eficazmente:

Sombreros, gorras, viseras, gafas y ropa confeccionada con tejidos tupidos y con capacidad de filtrar los rayos solares.

Un protector solar adaptado a su tipo de piel, zona del cuerpo y condiciones de exposición al sol. Aplicar la cantidad suficiente 30 minutos antes de salir de casa, con la piel seca, y reaplicar cada 2 horas.

  • Realizar un autoexamen de la piel:

Consultando al dermatólogo siempre que apreciemos aparición de manchas, cambios de aspecto en algún lunar (tamaño, forma o color), picor o heridas en manchas previas.

De esta manera llevaremos cierto control ante los posibles cambios que puedan darse en nuestra piel y podremos actuar a tiempo en caso de que se presenten problemas, no sólo derivados del sol, sino relacionados también con otras afecciones como dermatitis, rosácea, acné, lunares, etc.

La Roche-Posay incide en su campaña de SkinChecker en la necesidad de revisar los lunares en nuestra visitas al dermatólogo y prevenir así el cáncer de piel.

 

 

logo DVB 262x73

 

Una Respuesta

Hacer Comentario