Tiempo de lectura 6 minutos


Según la prestigiosa Academia Americana de Dermatología los problemas en la piel se agravan en verano; el sol, el calor y el sudor son factores que influyen de forma negativa en la salud de la piel.

PROBLEMAS DE LA PIEL EN VERANO

No se requieren ni tratamientos ni rutinas complicadas para ayudar a tu piel a mantener de forma eficaz su salud y firmeza, perjudican mucho más los malos hábitos o la falta de buenos hábitos, para prevenir problemas en el futuro, que pueden resultar costosos y complicados.

Los 10 problemas de la piel que puedes evitar con facilidad este verano

1. Descomposición del acné:

Cuando el sudor se mezcla con bacterias y aceites en la piel, puede obstruir los poros. Si tienes piel propensa al acné, esto a menudo significa brotes.

Los dermatólogos recomiendan lo siguiente para ayudar a prevenir el acné:

  • Seca el sudor de tu piel con una toalla o un paño limpio. Ten cuidado porque al limpiar el sudor puede irritar tu piel, lo que puede provocar una ruptura del poro.
  • Lava la ropa sudada, diademas, toallas y sombreros antes de volver a usarlos.
  • Usa productos no comedogénicos en tu cara, cuello, espalda y pecho. La etiqueta también puede decir “sin aceite” o “no obstruirá los poros”.

5-factores-importantes-en-un-fotoprotector-si.tienes-acne

Encontrarás más información en el portal de Acné del Instituto de Dermatología Integral de Madrid. Pulsa aquí para acceder  

2. Piel seca e irritada:

Cuando el aire exterior es cálido y húmedo, puedes tener la piel irritada y seca. Los principales culpables son pasar tiempo en el sol, la piscina y el aire acondicionado.

Si tu piel comienza a sentirse seca e irritada a pesar de la humedad, prueba estos consejos:

  • Ducha y champú inmediata después de salir de la piscina, con agua fresca y limpia y un limpiador suave o gel de baño hecho para bañistas.
  • Usa protector solar antes de salir al aire libre, usando uno que ofrezca protección de amplio espectro, SPF 30+ y resistencia al agua.
  • Usa un limpiador suave para lavar tu piel. Los jabones etiquetados como “antibacteriano” o “desodorante” pueden resecar su piel.
  • Toma duchas de agua tibia en lugar de agua caliente.
  • Aplica una crema hidratante sin fragancia después de cada ducha y baño. La crema hidratante funciona atrapando el agua en tu piel, por lo que tendrás que aplicarla dentro de los 5 minutos siguientes de tomar una ducha o un baño.
  • Lleva la crema hidratante contigo, así la podrás aplicar después de lavarte las manos y cuando notes que tu piel está seca.

3. Foliculitis:

Cada vello de tu cuerpo crece a partir de una abertura llamada folículo. Cuando los folículos se infectan, desarrollan foliculitis. Los folículos pilosos infectados se ven como granos, pero tienden a ser irritantes y sensibles.

Para reducir el riesgo de contraer foliculitis este verano:

  • Inmediatamente después de tus ejercicios cámbiate de la ropa ajustada que usas, ponte pantalones cortos para bicicleta y una ducha.
  • Mantente alejada de jacuzzis e hidromasajes si no estás segura de si los niveles de ácido y cloro están controlados adecuadamente. Demasiadas personas contraen foliculitis en una bañera de hidromasaje porque existe una afección llamada “foliculitis en la bañera de hidromasaje”.
  • Usa ropa ligera y holgada cuando hace calor y humedad.

 

4. Melasma:

Exponerse al sol puede hacer que se noten más manchas oscuras en la cara.

Hay cosas que puedes hacer para que sea menos notorio incluso durante el verano:

Uno de los tratamientos más comunes para el melasma es la protección solar. Esto significa usar protector solar todos los días y volver a aplicar el protector solar cada 2 horas. Los dermatólogos también recomiendan usar un sombrero de ala ancha cuando estés en la calle. La protección solar sola no puede brindarte toda la protección que necesitas.

Es más común en las mujeres que en los hombres. Es frecuente durante el embarazo, por ello veces se le llama “la máscara del embarazo”. Las hormonas juegan un papel importante en el desarrollo del melasma.

 

5. El sarpullido por calor:

Cuando las glándulas sudoríparas se bloquean causan el sarpullido. Debido a que el sudor no puede salir, se acumula debajo de la piel, causando una erupción y pequeños bultos con comezón.

Cuando conseguimos liberar el sudor podemos sentir una sensación  punzante en la piel.

Cualquier actividad que provoque sudor no es aconsejable si eres propensa a sufrir estos trastornos. Las sugerencias que los dermatólogos ofrecemos para evitar los sarpullidos son sencillas correcciones en nuestros hábitos:

  • Usar ropa liviana y holgada hecha de algodón.
  • Hacer ejercicio al aire libre durante las horas menos calurosas del día o en interiores refrigerados.
  • Tratar de mantener tu piel fresca usando ventiladores, duchas frías y aire acondicionado suave cuando sea posible.

 

6. Erupción de Seabather:

También llamada pica-pica, esta erupción con picazón se desarrolla en las personas que se adentran en el Mar Caribe y en las aguas frente a las costas de Florida y Long Island, Nueva York. Lo obtienes cuando las medusas recién nacidas o anémonas de mar quedan atrapadas entre el traje de baño y la piel, aletas u otros complementos.

Las larvas son tan pequeñas como una mota de pimienta, por lo que no sin visibles en el agua.

Para evitar este sarpullido debes mantenerte fuera del agua, bien porque se anuncia mediante advertencias o que hayas observado que algún bañista ha desarrollado la erupción después de haber estado en el agua.

7. Alergia al sol:

Puedes tener una reacción alérgica en la piel (urticaria) durante la exposición al sol cuando:

  • Estás tomando ciertos medicamentos
  • Por tener cierta fotosensibilidad al sol (puede ser de carácter genético)
  • La reacción alérgica al sol se identifica por protuberancias rojas, escamosas, con mucha comezón en alguna zona o en el total de la piel expuesta. En algunos casos pueden aparecer también.

Como prevenir una reacción alérgica en la piel:

  • Comprueba en el prospecto de tu medicamento si puede causar una reacción alérgica cuando se expone la piel al sol. Los medicamentos que pueden causar una reacción alérgica al sol incluyen el ketoprofeno (que se encuentra en algunos medicamentos para el dolor) y en estos antibióticos: tetraciclina, doxiciclina, minociclina.

Si el medicamento puede causar una reacción no debes exponerte al sol.

Aplica  protector solar de amplio espectro, resistencia al agua y un FPS de 30 o más.

 

8. Quemaduras solares:

Las quemaduras solares pueden estropearte las vacaciones y aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Esto es lo que puedes hacer para prevenir la piel quemada por el sol:

Decálogo para una protección solar segura realizado por dermatólogos del IDEI

 

Encontrarás más información y consejos del equipo de dermatólogos del Instituto de Dermatología Integral de Madrid aquí  

 

9. Oído del nadador:

Cuando queda atrapada agua en el canal auditivo, puedes desarrollar una infección llamada oído del nadador.

Oído del nadador

Esto es lo que recomiendan los dermatólogos:

  • Usar tapones para los oídos mientras nadas.
  • Nunca limpies las orejas con bastoncillos de algodón, ya que pueden empujar la cerilla y la suciedad más profundamente en el conducto auditivo e irritar la oreja.

10. Picazón del bañista:

También llamado sarpullido de la almeja, es una erupción con picor que aparece después de sumergirse en lagos, mares y otras zonas con agua. Estas molestias son causadas por parásitos que penetran en la piel, causando pequeñas manchas rojas en áreas no cubiertas por el traje de baño. Pueden aparecer ronchas intensamente rojas (urticaria) y ampollas.

Se ve ocasionalmente en niños que juegan en la arena, en la orilla o en aguas poco profundas de ríos lagos o mares de algunas latitudes, donde puede haber parásitos o larvas

Puedes prevenir el picor del bañista tomando sencillas precauciones: frotar rápidamente la piel con una toalla después de salir del agua. Los parásitos comienzan a introducirse en la piel cuando el agua comienza a evaporarse, no mientras esté húmeda.


Estos problemas tal como los hemos detallado, no presentan por lo general situaciones graves. En pocos días remiten y la piel vuelve a la normalidad, pero si una erupción cutánea persiste o empeora debes pedir cita con un dermatólogo, no lo demores.

 

 

 

Hacer Comentario