Tiempo de lectura: 3 minutos


 

El ácido tranexámico para el tratamiento del melasma: Un descubrimiento casual para la dermatología

En dermatología, los efectos del ácido tranexámico se conocen desde hace mucho tiempo en el contexto de los trastornos pigmentarios.

El primer informe sobre el tratamiento de los melasmas con ácido tranexámico data de 1979 y proviene de una observación accidental después de la administración oral de ácido tranexámico.

En este caso particular, la intensidad de un melasma se redujo significativamente en un período de dos a tres semanas.

Cómo se forman los melasmas o hiperpigmentaciones

Los melasmas o hiperpigmentaciones se forman de varias maneras y se desencadenan por diversas influencias endógenas y exógenas tales como:

  • Radiación UV de la luz solar
  • Fotosensibilización, o en otras palabras, el umbral de sensibilidad reducida de la piel a la luz causada por los aceites esenciales, por ejemplo
  • Influencias hormonales, como por ejemplo durante el embarazo
  • Mediadores de inflamación tales como prostaglandinas y citoquinas (hiperpigmentación post-inflamatoria)
  • La edad, con productos que se forman en el cuerpo debido a la reacción de proteínas o lípidos con carbohidratos; son responsables de una variedad de implicaciones para la salud
  • Otros depósitos de productos metabólicos endógenos

 

acido tranexámico para trar el melasma

Presentación del acido tranexámico para aclarar la piel

Solo en cremas y sueros …

En cosméticos, el ácido soluble en agua se usa en cremas comerciales y sueros liposomales en una dosis del 2% como máximo.

La primera formulación liposomal se desarrolló en 2002. Otras técnicas para mejorar la eficacia como, por ejemplo, la iontoforesis no han resultado exitosas.

 

Aplicación del acido tranexámico combinada con otros tratamientos

La combinación de peeling ácido de frutas, microdermabrasión, IPL y tratamientos con láser con preparaciones de ácido tranexámico liposomal está ampliamente difundida en el sudeste asiático con excelentes resultados, últimamente también se aplica en Europa.

Ocasionalmente, los inhibidores de tirosinasa adicionales como el ascorbilfosfato (vitamina C), extractos de hierbas y ácido kójico y en el contexto médico también la hidroquinona (prohibida en la Directiva Europea de Productos Cosméticos) se aplican tópicamente para eliminar las hiperpigmentaciones existentes o prevenir la nueva formación.

Sin embargo, una administración simultánea de vitamina C y E no intensificará los efectos. En la década de los noventa, Shiseido, el fabricante japonés de cosméticos, había solicitado patentes para derivados del ácido tranexámico, entre otros ésteres de polifenoles antioxidantes como la hidroquinona, que en su totalidad no prevalecieron y posteriormente fueron retirados.

Entre los numerosos adyuvantes utilizados para optimizar la despigmentación con ácido tranexámico, debe mencionarse particularmente la niacinamida (amida del ácido nicotínico de la vitamina B).

Varios estudios han encontrado que el ácido tranexámico es efectivo tanto para aplicaciones orales como tópicas. Cuando se usa para aclarar manchas, AT es efectivo incluso en bajas concentraciones, idealmente en el rango de 2 a 5%. Aumentar la duración del tratamiento es más efectivo que aumentar la concentración de TA: concentraciones más altas de TA (> 5%) no mejoran el efecto sino que causan irritación. Las formulaciones de AT se aplicaron una o dos veces al día, y la duración promedio fue de ocho a doce semanas: se observaron efectos terapéuticos ventajosos después de este período.

Además del efecto blanqueador, el ácido tranexámico también reduce el color rojizo translúcido de los vasos sanguíneos superficiales.

El resultado es una tez uniforme. La reducción del enrojecimiento es muy demandado por las mujeres asiáticas por el tono de piel perfectamente blanco que se consigue.

 

El ácido tranemáxico resulta un complemento efectivo para el cuidado de la piel en el caso de la rosácea y el acné

El ácido tranexámico y la niacinamida también se complementan en otras aplicaciones, en concreto para el cuidado de la piel propensa a la rosácea.

Mientras que en este caso en particular el ácido tranexámico reduce el enrojecimiento, la vitamina B3 tiene efectos anti-inflamatorios, que, por cierto, también se observan en el caso de acné.

La combinación de ácido tranexámico con ácido azelaico y ácidos boswélicos ofrece una opción de tratamiento muy efectiva, ya que el ácido azelaico como inhibidor de la alfa reductasa controla la flora bacteriana anaeróbica (propionibacterium acnes y staphylococcus epidermidis) que es típica del acné y la rosácea, y el ácido boswélico  reduce el aumento de la actividad de las proteasas naturales.

 

¿Tiene efectos secundarios la aplicación tópica del ácido tranemáxico?

El informe de seguridad requerido por la Directiva Cosmética Europea no menciona ningún riesgo para la salud en el contexto del ácido tranexámico tópicamente aplicado con fines cosméticos. No se han observado irritaciones después de la aplicación de preparaciones liposómicas (con o sin niacinamida).

Fuente: Medical Beauty Forum

Consulta tu caso con tu dermatólogo antes de iniciar cualquier procedimiento para tratar el melasma y/o manchas faciales.

 

Hacer Comentario